See our Photo of the Week (and archive of more) books we recommend

Opinion Advertize Permission
To be notified of new articles Survey Store About Us
Más artículos en español
Entrevista de Bertha Blanco
de Bartolina Sisa
Federación Nacional de Mujeres Campesinas de Bolivia
Secretaria IPSP -- Por la Soberanía de los Pueblos

Primera Parte: Defensa de los pueblos
La Paz, Bolivia



Bertha Blanco en la oficina de la Federación Nacional de Mujeres Campesinas de Bolivia, en La Paz, Bolivia.
Bertha Blanco en la oficina de la Federación Nacional de Mujeres Campesinas de Bolivia, en La Paz, Bolivia. Atrás de Bertha Blanco está un póster de Bartolina Sisa. Ella tiene la bandera indígena -- la Wiphala. Atrás de Bartolina está un ejemplo del arte de los Tiwanakus (Aquí para una foto más grande.) Fotos todas por Nic Paget-Clarke.
Mujeres de La Paz, El Alto y otras comunidades en una manifestación
Mujeres de La Paz, El Alto y otras comunidades en una manifestación / marcha en La Paz para los derechos de mujeres y niños. Exigían la educación y tambien la eliminación de pobreza. (Aquí para una foto más grande.)
Una estutua (piensan que es de un sacerdote) de la civilación antigua de los Tiwanakus
Una estatua (piensan que es de un sacerdote) de la civilización antigua de los Tiwanakus. Kalasasaya, Bolivia. (Aquí para una foto más grande.)
La Paz.
La Paz.

Más fotos.
Bertha Blanco es miembra de la organización Federación Nacional de Mujeres Campesinas de Bolivia. Realizó (y editó) la entrevista Nic Paget-Clarke por In Motion Magazine el día 7 de septiembre de 2006 en La Paz, Bolivia. La entrevista se realizó en español, se transcribió por Elena Carrillo y se tradujo a inglés por irlandesa.

Fortaleció nuestros principios ideológicos
Bartolina Sisa y Tupac Katari

Bertha Blanco: Bartolina Sisa fue una mujer indígena que, junto con su esposo, Tupac Katari, trabajó por los derechos de los pueblos indígenas y fue asesinada hace doscientos veinticinco años. El fue descuartizado por 4 caballos y Bartolina Sisa, fue ahorcada, pero antes de ser ahorcada, le cortaron la lengua, queriendo escarmentar a las mujeres indígenas como un aviso de que ellas no deben meterse en las cuestiones políticas y sociales como la defensa de su raza.

Sin embargo Tupac Katari al morir, deja unas palabras “yo muero pero detrás de mí vienen millones”, para nosotros es como una utopía de dos hermanos, una pareja que ha entregado su vida por la defensa y derechos de los pueblos indígenas. En ese tiempo, los indígenas eran considerados animales de carga, era como la época feudal donde solamente habían patrones y esclavos. Nuestra raza y nuestra clase estaba destinada a ser sólo esclavos de aquellos patrones que se habían apropiado de todo, nuestro territorio, de nuestros recursos naturales y de nuestro trabajo, así aplastaron y subordinaron nuestra cultura, nuestra identidad, nuestras tradiciones.

Segundo productor mundial de estaño

A lo largo del tiempo, las políticas y los intereses económicos cambian el señor feudal ya no es tan importante, la revolución industrial influye en todo el mundo. En Bolivia, empieza a nacer la minería como fuente de ingreso económico pero para el señor feudal, que ahora es el que ya no vive de la tierra, sino de la minería.

Bolivia llega a ser el segundo productor mundial de estaño, pero los ingresos que se generan la minería son apropiados nuevamente por un pequeño grupo de poder económico que eran los españoles y sus descendientes, que no son de nuestra raza. Es este pequeño sector, esta raza la que se va apropiando del territorio y los recursos naturales y va concentrando el poder económico, político a costa del sometimiento de los indígenas por medio del trabajo esclavizado y forzoso.

Dentro de este contexto de esclavitud, otro momento importante viene a ser la revolución agraria el año 1952, donde se manifiesta la libertad al derecho de voto, el derecho a la tierra, bajo el lema “la tierra para quien la trabaja”, pero no entregan la tierra, solo se han dicho "para quien la trabaja" y se dan pequeñas parcelas a los campesinos y no todo el territorio que nos correspondía, al mismo tiempo el movimiento revolucionario viene a ser también manejado solo con fines políticos. Pero los patrones, a partir de la revolución industrial comienzan a tener otros intereses y se dedican a la explotación del estaño, el petróleo, controlando todo por medio del monopolio de la política.

Tres pisos ecológicos

El pueblo andino se ha desarrollado y tenido el control de tres pisos ecológicos. La altura, donde se produce papa, oca, quinua, ganado, carne. Los valles donde se producen otro tipo de alimento como el maíz, haba, habichuela, cereales y por ultimo los yungas dónde se produce la hoja de coca, el plátano, la yuca. Los andinos siempre se han deslizado en los tres pisos ecológicos durante el año, para el intercambio y trueque de productos. Este era la forma de vida de los andinos, con la venida de los españoles, este control se ha reducido a un uso de recursos limitados a partir de la parcelación de la tierra.

La discriminación

Los pueblos indígenas no podíamos acceder a espacios políticos, y solo nos utilizaban como votantes, del mismo modo la educación no era accesible para el campo, porque las universidades, colegios, escuelas, estaban en las ciudades y era imposible el ingreso de un Mamani (
Abel Mamani, Ministerio de Agua), un Quispe (Felipe Quispe) era algo prohibido. El estudio y la educación solo era para una élite de la sociedad, la que vivía en la ciudad, que consideraban al indígena como animal de carga, mano de obra y si existía un maestro, para el campo era el mismo para los cursos de primero, segundo hasta quinto año. En el caso de las mujeres era pero, era impensable, ya que se las consideraba solo como servidumbre.

Después de la Revolución de 1952

Poco a poco la organización se fue consolidando en el 52 y con más fuerza en los 70s donde vivimos unos momentos de dictadura militar. Pero cuando hay dictadura militar y estado de sitio no se pueden hacer reuniones, ni asambleas, pero son momentos donde el pueblo indígena se ha levantado y organizado con mayor fuerza, exigiendo los derechos. La historia de la organización yo recuerdo desde niña, siempre ha sido de muerte y masacre con nuestra raza y no se puede seguir viviendo así.

Algunos hemos logrado educarnos en algún colegio, y hemos podido romper la barrera de que la educación sólo es para unos, y no para todos. Sin embargo un gran porcentaje de mujeres campesinas permanecemos en el analfabetismo y por otro lado no tienen existencia al no tener documentación, carnet de identidad o partida de nacimiento.

Creo que son políticas que se han dado a propósito, para que este pueblo sea usufructuado por unos cuantos, para explotar y apropiarse de este país y si un pueblo no tiene educación, no conoce su realidad y menos sus derechos y las leyes que lo protegen.

En medio de la dictadura

En la época de la dictadura, las organizaciones han empezado a re-organizarse en las comunidades y en las ciudades, para defender, enfrentar y buscar una democracia para vivir con dignidad. Hacia los años 70 mas o menos empieza ha organizarse, los varones, pero también las mujeres, ya que cuando maltratan a los varones las mujeres saltamos también, organizadamente a defender.

La violencia de la dictadura por parte de los gobiernos de facto militares ha hecho que nuestros pueblos se organicen con más fuerza en las comunidades, es así como ha surgido la organización a nivel departamental y a nivel nacional. Entre los resultados de las represiones el 1er ejecutivo nacional de la confederación sindical única de trabajadores campesinos de Bolivia (CSUTCB) cayo herido de bala quien hasta hoy esta postrado en una silla de ruedas paralizado, nuestros dirigentes sufrieron confinamientos fueron exiliados políticos en diferentes países.

En este sentido las organizaciones luchamos por nuestros derechos, por tierra y territorio, primero ha venido la ley de la reforma agraria, donde te dan parcelas, después vino la otra reforma la ley INRA (Instituto Nacional de Reforma Agraria) donde dice que la tierra es para quien la comercializa, nuevamente el estado se ve con el derecho de vender tierra y nosotros no estamos de acuerdo, esta tierra no es para vender, sino para vivir y desde ese punto de vista, las organizaciones hemos hecho mucha resistencia a que las tierras sean vendidas por el estado, por los gobiernos de turno.

Congreso de 1995

A partir de estos atropellos, del engaño de los partidos políticos y de discursos como "Los indios no tienen derecho a meterse en política" hemos decidido que los pueblos indígenas, tenemos que tener nuestra propia política de defensa y de recuperación de nuestro territorio nacional, porque ¿dónde van a vivir nuestros hijos, si todo se va a vender, si todo se va entregar a las transnacionales, hasta cuando vamos a ser condenados a ser mendigos?. Es por eso que las mujeres teníamos que participar también con más responsabilidad en esta lucha para garantizar un futuro para nuestros hijos.

En este sentido, es que las organizaciones hemos tomado la determinación de construir el brazo político, el “Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos” en el congreso de 1995, para asumir la responsabilidad política, de recuperar nuestra propia soberanía sobre la tierra, el territorio y los recursos naturales.

Y es a partir de ese momento que hemos comenzado junto a nuestras compañeras de las comunidades, de los sindicatos, de los barrios, tanto hombres como mujeres a informarnos y formarnos para la recuperación de nuestra soberanía nacional. Porque no tenemos que permitir que nos roben los recursos naturales, en nuestra cultura, hay tres reglas andinas “no ser ladrón, no ser flojo y no ser mentiroso” reglas tienen mucho valor y que deben respetarse, porque sino ¿dónde va trabajar nuestra gente?.

Una pastora de llamas Aurora Achonina con Miguel Choque-Acho
Una pastora de llamas Aurora Achonina con Miguel Choque-Acho en el Altipano, departamento Oruro.
Dos de las llamas de Aurora Achonina.
Dos de las llamas de Aurora Achonina.

Conduciendo en manada ovejas (y un cochino) en la isla Kala Uta en el Lago Titicaca.
Conduciendo en manada ovejas (y un cochino) en la isla Kala Uta en el Lago Titicaca.
En la isla Kala Uta en el Lago Titicaca, mirando a la Cordillera Real de los Andes, Bolivia.
En la isla Kala Uta en el Lago Titicaca, mirando a la Cordillera Real de los Andes, Bolivia. (Aquí para una foto más grande.)
En la ciudad El Alto.
En la ciudad El Alto. El Alto es una comunidad de la clase obrera con una población de 800,000 en el Altiplano encima de La Paz.
El Alto -- la gente se baja y se sube a los colectivos.
El Alto -- la gente se baja y se sube a los colectivos.
El Alto -- en el mercado: la coca y la carne.
El Alto -- en el mercado: la coca y la carne.
Más fotos de la marcha en La Paz para los derechos de mujeres y niños.
Más fotos de la marcha en La Paz para los derechos de mujeres y niños.
Música en la marcha.

Una mamá y su bebé.
(Click to see larger image).
Una guardía militar en frente del Palacio del Presidente en la Plaza de Murillo, La Paz.
Una guardía militar en frente del Palacio del Presidente en la Plaza de Murillo, La Paz.

Pachamama - madre tierra

La Pachamama es nuestra Madre Tierra, es vivencia, es vida, es vivir bien en esta tierra, compartiendo todo lo que hay en la naturaleza, entre los hombres y todos los seres vivos.
Los recursos naturales se han hecho para compartir en esta humanidad, no queremos ni exigimos vivir en la abundancia, pero tampoco en la pobreza, queremos vivir en equilibrio y armonía, tenemos que aprender a compartir entre nosotros. Y no se puede eliminar lo que es Pachamama, ese es el punto de nuestra lucha -- la recuperación del bienestar, que es como la Pachamama quiere que vivamos en esta tierra.

Y si las políticas implementadas por los gobiernos neoliberales han hecho que los recursos se escapen de nuestras manos, se esta buscando con nuestras políticas, ahora que hemos entrado al gobierno recuperar los recursos. Es por eso que estamos poniendo en esta Asamblea Constituyente todos nuestros pensamientos, nuestra práctica y nuestra cosmovisión de lo que significa Pachamama para nosotros.
(Editor: La Asamblea Constituyente está elaborando una nueva constitución que se someterá a una referéndum nacional.)

Nos reconozcan como personas

Un logro importante que ha contribuido a la participación política de las mujeres, ha sido la propuesta de ley al parlamento presentado por la compañera Leonilda Zurita
(Ex - Ejecutiva de Bartolina Sisa) sobre el registro y la inscripción de las personas indocumentadas, es decir, las campañas de carnetización, como el registro para sacar certificado de nacimiento.

Muchas mujeres al no tener un documento de identidad no podían participar en las elecciones ni hacer conocer nuestras propuestas políticas, pero tampoco éramos reconocidas como mujeres en este país. De este modo el hecho de que no tener partida, hacia que no estemos en las listas de votantes.

Por otro lado, aunque algunos estén en el poder, nosotros tenemos que cuidar la organización porque los partidos de derecha pueden entrar en cualquier momento y pueden querer destruir también la organización. A estos seis meses de trabajo del poder ejecutivo, nos mantenemos alertas y cuidamos la organización sin embargo en seis meses no se puede resolver todos los problemas del país de todo lo que ha quedado destrozado del país, no se puede corregir, el cambio no puede ser de la noche a la mañana.

El Asamblea Constituyente

La asamblea constituyente fue una demanda de las organizaciones ya que se exigía la inclusión de los pueblos en la constitución y la refundación del país, por lo que se movilizaron las organizaciones bajo un pacto de unidad.

Actualmente hay problemas en la Constituyente debido a diferencias entre los de la ciudad, la gente de elite ya que no entienden que los pueblos indígenas, también podemos participar en una asamblea constituyente. Para ellos somos como burros de carga nada más, como por ejemplo en la primera intervención de nuestra ejecutiva, donde de forma discriminada le han silbado, le han batido, diciendo: "esa india que vaya a aprender el castellano". Ella habla muy bien el quechua y se expresa muy bien en quechua, pero no puede expresarse en el castellano, porque es otro lenguaje.

Entonces vemos la gran discriminación de la derecha que aunque son pocos dentro de la constituyente, se sienten con todo el poder de propiedad sin embargo eso no tiene que ser así, tiene que haber inclusión en este país, no pueden ni podemos seguir pensando que ellos son los dueños. Con la Asamblea Constituyente tiene que cambiarse todo, desde el campo, la política, las elecciones, todo tiene que cambiarse. Porque antes, ellos eran dueños de los partidos políticos y hacían sus alianzas para poner un presidente sin lograr mayoría, nosotros hemos logrado esa mayoría sin alianzas, sólo con un partido.

El partido de los pueblos indígenas se llama: Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos, pero la Corte Nacional no ha querido dar un certificado de participación como partido político, por lo que una persona nos ha regalado la personería jurídica del partido del Movimiento al Socialismo y con eso hemos podido participar en las diferentes elecciones. Esta vez hemos ganado como mayoría, más del 51% sin necesidad de alianzas con ningún partido y hemos llegado al poder.

Buscar el vivir compartiendo con la ciudad

Pienso que en América Latina la mayoría de los pueblos son indígenas y tienen que aprender a valorarse, a sentirse no extraños, sino dueños de su propio territorio, de lo contrario, un gobernante puede aprovecharse estando en el poder y fácilmente después de apropiarse o enriquecerse se van a Estados Unidos a Europa con su familia. Nosotros no podemos hacer eso, nosotros vivimos en esta tierra, es nuestra madre Pachamama, quien nos ha dado terrenos donde vivir por lo que no podemos pensar “me gobierno y me voy allá” sino “gobierno, pero me quedo.”

Por eso es importante para nosotros, haber llegado al poder a pesar de que ha sido un triunfo muy doloroso, porque ha habido mucha sangre. Sin embargo, aun así, hay mucha gente que quiere hacer daño y lo está haciendo dentro del poder ejecutivo, pero nosotros no queremos optar por el camino de agresión o la violencia, pensamos que hay que buscar el vivir compartiendo con la ciudad, aunque en la ciudad hayan otros pensamientos ideológicos, formas de pensar, de vivir y concebir la vida, al final es el campo el que da de comer a la ciudad con su naturaleza, con su ganado y el cultivo de la chacra. Ellos no logran entender que debemos convivir juntos y distribuir los recursos equitativamente ya sea para el área rural como para la ciudad. Muchas veces la ciudad ha sido injusta con el campo, pero tenemos un principio y es que no vamos a hacer venganza, sino vamos a enseñar a compartir, a convivir y a gobernarnos juntos, lo cual no es aceptado por ellos por ejemplo cuando se es mayoría en la asamblea constituyente, por lo que empiezan a insultar, a golpear a hacer malcriadeces.

Un servicio al terreno

Lo que queremos es que aprendan el respeto, porque en nuestros pueblos, siempre se guarda el respeto, a quien es mayor, a quien es autoridad. Tener un cargo de autoridad en el campo, es volverse pobre, porque uno tiene que servir gratuitamente a la organización, porque tenemos que movilizarnos en todo el país y no tenemos medios económicos. Sin embargo tenemos que cumplir es un deber a la comunidad, es un servicio al terreno que se tiene, por el derecho que tiene de vivir en ese territorio.

Tener un cargo sindical, es casi como una obligación en medio de nosotros, implica servir a nuestros hermanos. Si te nombran autoridad, tienes que servir y nadie te va a pagar recompensa, el cargo es obligatorio durante un año en las comunidades. En los cargos a nivel nacional la duración es de dos años y se tiene que dar informe a quien nos colabora o no nos colabora. Cada uno camina con su propio medio para sostenerse, a veces hay que caminar todo a pie o no tenemos para comer, pero tenemos que cumplir la responsabilidad de ese cargo. Unos compañeros/as están organizando, otros/as están en congresos, otros en ampliados, otras están en eventos, de esa forma nos distribuimos. Aquí
(en la cede de la organización) casi no hay gente, siempre estamos caminando, organizando, apoyando la organización.

No queremos que haya nunca más violencia

Esta es un poco nuestra historia, hoy como organización de mujeres, todavía estamos en la lucha, en este momento es muy importante la Asamblea Constituyente. Nuestra compañera ejecutiva está cumpliendo un rol muy importante, allá en la Constituyente, porque tiene que plasmar todo lo que hemos trabajado. Nosotras no queremos más que este país sea bañado en sangre, nunca más, queremos que termine para siempre. Cuando un pueblo exige un derecho, sale a marchar, cuando viene a la marcha, hay balas y siempre ha sido así. Ahora no queremos que haya violencia nunca más, porque con violencia no se conquista en el mundo.

Aquí, se tiene que compartir; si es pobreza, entonces pobreza tenemos que compartir, pero no podemos bañarnos más en sangre, se ha terminado. Ahora otros están ambicionando nuestros recursos y van a meter mucha plata para bañarnos en sangre, pero aquí los pueblos no queremos sangre, no estamos de acuerdo, no es parte de nuestra forma de vivir ni de nuestra identidad misma. La muerte, sólo la Pachamama nos la da, ella nos la quita, pero el hombre no tiene derecho a quitarla.

Nosotros hemos dicho que tenemos que pelear duro en la Asamblea Constituyente para que entiendan los otros, que no queremos excluir, sino que queremos inclusión de las dos partes, tanto la ciudad y el campo, tenemos que aprender a convivir y las leyes tienen que recoger los sentimientos de los pueblos indígenas, como de la ciudad. No podemos negarlos, pero tampoco ellos pueden negarnos.

Y en estos días lastimosamente, el pequeño grupo de PODEMOS
(Poder Democrático Social), que es un grupo todavía de ciudadanos de élites, ha pegado a nuestra compañera y nosotros hemos dicho, hay que poner orden, así como en las comunidades, con el chicote que es un símbolo para poder disciplinar dentro de la organización. Así le hemos entregado el chicote a la compañera Isabel, para que ella pueda poner orden allá, ella no es una asambleísta cualquiera, es ejecutiva nacional, y como madre tiene que hacer respetar y poner orden. Ella no está solamente una asambleísta, está con otro cargo, va por circunscripción; ella está electa allí, pero también tiene toda la responsabilidad nacional de todas las mujeres con los aportes de las organizaciones para la Asamblea Constituyente y como hemos trabajado por departamentos, todos nuestros aportes y tradiciones deben entrar en la constituyente y deben ser una regla nacional.

La educación, la cosmovisión andina, recursos naturales

Hablando del tema de la educación, esta debe ser para todos, para que nuestros hijos no salgan solamente como bachilleres, sino que salgan como técnicos que puedan trabajar también. Pero a la vez, queremos que toda nuestra cosmovisión andina, se plasme en los nuevos libros que hay en la escuela y que nuestros hijos sepan desde niños, desde la escuela, que aprendan ya todo lo que es nuestra identidad.

Por otro lado, también nuestras medicinas tradicionales, nuestro mundo tenía otro tipo de enfermedades y se curaban con otro tipo de medicamentos, que han sido siempre rechazados por la medicina occidental. Porque por ejemplo, si algunas enfermedades son reconocidas aquí, un médico nunca va a poder curar una enfermedad que tiene un indígena, solamente un Kallawaya reconoce la enfermedad porque algo que había aquí. Y esto siempre ha sido rechazado y ahora queremos que se tome en cuenta, dentro de lo que es la salud.

Del mismo modo todo lo que es la recuperación de la soberanía nacional, de los recursos naturales, queremos que se recupere todo y que haya ciertas reglas que amarren, que protejan y que cuando entre otro gobierno no dejen que se vendan nuestros recursos. Por eso necesitamos que las organizaciones indígenas tengan mucho poder, para que no vendan nuestros recursos naturales. Por eso todos estos planteamientos se están llevando a cabo y se están debatiendo en la Asamblea Constituyente.

El trabajo y la dignidad

Lastimosamente el otro grupo se siente dueño de Bolivia, dueño del territorio, dueño de los recursos y pensamos que al ser un pequeño grupo, quieren hacer lo que ellos quieren, y tampoco puede ser así. Y como no quieren entender que los pueblos indígenas, también tenemos todo el derecho y poder sobre este territorio, es que comienzan las peleas con los de la derecha al querer imponerse y sentirse dueños de nuestros recursos naturales.

Y como este territorio es de los pueblos indígenas, es para el futuro de nuestros hijos que van a vivir y vamos a pelear por eso, pero si ellos no se sienten bien con nuestra propuesta, que le vamos a hacer, sabemos que sus hijos se van a vivir al exterior y si se van quiere decir que no les interesa este país y no tienen motivos para reclamar.

Nosotros reclamamos la soberanía de nuestras tierras, que se mantenga, que se cuide y se proteja, que no se explote mercantilmente, sino de forma regulada y de acuerdo a la necesidad. No queremos grandes riquezas, pero tampoco vivir en la mendicidad, debemos trabajar y quien trabaja, come con dignidad, eso queremos que se cumplan nuestras reglas. Y que no sea que con el crecimiento del capitalismo solo unos cuantos crezcan y se creen dueños de Bolivia y los demás, el pueblo muere de hambre, no queremos hambre sino dignidad, por eso luchamos las mujeres.

Por nuestra participación como mujeres

Y lo más bonito es que el compañero Evo es presidente de la República y la compañera, Silvia Lazarte presidenta de la Asamblea Constituyente, quien es ex - ejecutiva de la Federación Bartolina Sisa, así mismo Isabel Domínguez quien es nuestra actual ejecutiva está en la Asamblea llevando nuestra propuesta.

Yo creo que como mujeres hemos luchado y sufrido harto, nos sentimos valoradas a partir de nuestra participación como mujeres, porque antes que tener otras ambiciones, primero somos madres y tenemos que ver dónde van a crecer los hijos, es por eso que perseveramos en la lucha por proteger todo lo que son recursos naturales.

Estamos cansados de sangre

Con la necesidad de tierras muchos hermanos han ido a coger tierras en el oriente y ha habido por ejemplo una masacre en Panananti (9 de noviembre de 2001), han muerto nueve campesinos, por buscar tierras. Lo tengo muy grabado en mi mente porque eran compañeros de comunidades que fueron desalojados de sus tierras, por una empresa que vino a explotar la minería y como se habían opuesto hubo más de 5 muertos.

En la guerra del agua, también han habido muertos, en la guerra del gas, ¿cuántos? Más de 60 u 80 muertos en El Alto, por defender los recursos naturales, recursos que para nosotros son importantes. Somos tan ricos en recursos y tan pobres para estar sin viviendas o infraestructuras que favorezcan al campo. ¿Para qué queremos si no tenemos nada, si somos pobres. ¿Para qué vamos a regalar nuestros recursos? Preferimos tenerlos nosotros, guardar para un futuro.

Estamos cansados de sangre. Porque cuando se derrama sangre, es nuestra raza, no es otra raza. No son los de la ciudad que mueren, o son mineros o son campesinos y a esos son a los que matar. No podemos matarnos entre nosotros.

Nunca de rodillas

En la guerra del gas han cometido el error de matar a seis personas en Warisata, la gente no soporta que mueran uno o dos personas, porque eso levanta a todo el país, no somos pueblos de violencia, somos pueblos trabajadores que se esfuerzan por trabajar y ganar el pan del día con dignidad. Entonces, si vemos que muere uno u otro, nos duele mucho y nos levantamos todos, nos deja de interesar el trabajo y no nos interesa nada, salimos a las calles para defender y para no dejar morir a mas gente. A nosotros no nos gusta la violencia, nos gusta vivir en paz y trabajar bien, pero si tocan a uno de nuestros hermanos y tocan ahí no podemos quedarnos así y se ha podido ver las movilizaciones en Santa Cruz, Cochabamba y aquí.

En nuestra cultura hay que sacrificarse para vivir bien, para comer bien, esa es nuestra forma de vida, pero muchos nos empujan a la violencia, pero seguimos de pie, como se dice y enseña en El Alto. Cuando había la guerra del gas, decíamos siempre “El Alto de pie, nunca de rodillas”, es un bonito lema, porque nunca debemos arrodillarnos ante nadie, porque hay que vivir con dignidad en todo, en el sitio donde estemos y los bolivianos somos los más expertos en organizar. Nosotros tenemos nuestras organizaciones, siempre nos organizamos, las mujeres tenemos nuestra organización matriz que es la Federación Nacional Bartolina Sisa, con sus líderes y sus pensamientos por la defensa de nuestra identidad. Nosotras cuando venimos aquí, tenemos que cumplir el deber de lo que nos han dejado nuestros antepasados, así como Bartolina decía mujeres y hombres, debemos organizarnos para defender a nuestro pueblo, nuestra identidad y nuestra forma de vivir y es así como estamos.

Publicado en In Motion Magazine 25 de febrero, 2007

Tambien:


Email, Opinions & Discussion

If you have any thoughts on this or would like to contribute to an ongoing discussion in the
E-mail, Opinions & Discussion column click here to send e-mail to publish@inmotionmagazine.com.



In Unity/NPC Productions/Links


What is New? || Affirmative Action || Art Changes || Autonomy: Chiapas - California ||
Community Images || Education Rights || E-mail, Opinions and Discussion ||
En español || Essays from Ireland || Global Eyes || Healthcare ||
Human Rights/Civil Rights || Piri Thomas ||
Photo of the Week || QA: Interviews || Region || Rural America ||


Search || Donate || To be notified of new articles || Survey ||
In Motion Magazine's Store || In Motion Magazine Staff ||
In Unity Book of Photos ||
Links Around The World || OneWorld / US ||
NPC Productions


Copyright © 1995-2011 NPC Productions as a compilation. All Rights Reserved.